Pese a su bajo espesor, una de las propiedades de este material es su elevada resistencia y dureza, Microdeck y Microstone pueden emplearse incluso en zonas de alto tránsito.

Preguntas Frecuentes

Pese a su bajo espesor, una de las propiedades de este material es su elevada resistencia y dureza, Microdeck y Microstone pueden emplearse incluso en zonas de alto tránsito.
El microcemento se puede aplicar sobre casi cualquier tipo de soporte, mortero de cemento, autonivelante, terrazo, mármol, azulejo, Pladur o yeso. También sobre superficies verticales, horizontales, en espacios interiores y exteriores. Nunca aplicar sobre madera natural o soportes formados por piezas que puedan dilatar de forma diferente. El soporte debe estar consolidado. La superficie deberá estar seca, libre de polvo y grasas. La planimetría del soporte determinará el aspecto final.
Sí, pero antes de aplicarlo deberemos realizar el protocolo de encendido de la calefacción para evitar que las fisuras producidas por los cambios de temperatura en la solera se reproduzcan en el microcemento.
El microcemento de por sí no es impermeable. Es imprescindible con el uso de un sellador como terminación, que es lo que le va a otorgar esa propiedad. De esta manera se puede aplicar microcemento en lavabos, bañeras o zonas húmedas, pero siempre habrá que sellar la superficie con nuestro nuevo y mejorado barniz para microcemento, el Topsealer WT (poliuretano al agua), para garantizar su impermeabilidad.
Sí, dependiendo del tipo de microcemento, textura que se deje y sellador empleado, podemos conseguir cualquier clase antideslizante.
Aunque el acabado estético puede asemejarse, no es lo mismo. Con el microcemento obtienes más ventajas: Más rápido y fácil de aplicar. No necesita maquinaria ni herramientas pesadas en su instalación. Menos obra. Menos coste. Menos tiempo. Más ligero, por lo que no hay cargas estructurales. Uso en cualquier estancia, no solo plantas bajas. No necesita juntas, y no aparecen fisuras al secar. Se puede aplicar tanto en paramento horizontales como verticales.
Los trabajos en microcemento se pueden ejecutar en un periodo que oscila entre tres a cinco días. Para transitar el suelo con normalidad habría que esperar una semana.
No, no es necesario. El microcemento recrece sobre la superficie de 1 a 3 mm de espesor. Normalmente la holgura con la que se colocan las puertas es de 5 mm respecto del suelo; por lo tanto hay margen suficiente para no tener que cepillar las puertas.
Para asegurar una vida útil y duradera de nuestros microcementos, te recomendamos el uso de los productos de limpieza y cuidado del microcemento Topciment: limpiador Ecoclean y cera de mantenimiento Ceraciment, tal como se indica en este pdf >> Guía de limpieza y cuidado del microcemento Topciment o agua y jabones neutros.